auge
8 September 2017

SOBRE LOS “NO LUGARES” DE MARC AUGÉ

Marc Augé, antropólogo Francés, acuñó el término de “no lugar” para referirse a espacios de transitoriedad que no tienen tanta importancia o en los que la presencia humana no es tan duradera como para considerarse lugares.
Son tanto lugares: antropológicos, históricos o vitales, como aquellos otros espacios en los que nos relacionamos.
Entiéndase por estos “no lugares” espacios de tránsito como: hoteles, aeropuertos, supermercados, colegios, estaciones de tren, gasolineras, lavaderos o polígonos industriales, por ejemplo.

Un no lugar carece de la configuración de espacios, es en cambio circunstancial, casi exclusivamente definido por el pasar de individuos. No personaliza ni aporta a la identidad porque no es fácil interiorizar sus aspectos o componentes. En ellos la relación o comunicación es más artificial, nos identifica el ticket de paso, un documento acreditativo o la tarjeta de crédito.

Los no lugares no existían en el pasado. Son espacios propiamente contemporáneos, de confluencia y anónimos. Donde personas en tránsito deben instalarse durante algún tiempo de espera, sea a la salida del avión, del tren o del metro que ha de llegar. Apenas permiten un furtivo cruce de miradas entre personas que nunca más se encontrarán. Los no lugares convierten a los ciudadanos en meros elementos de conjuntos que se forman y deshacen al azar y son simbólicos de
la condición humana actual y más aún del futuro.

Augé abre nuevas perspectivas para conceptualizar una antropología de la sobremodernidad, que podría ser también una etnología de la soledad de la condición humana contemporánea

Pretendo realizar en mi proyecto una reinterpretación de estos “no lugares” mediante una serie de fotografías en blanco y negro.
Considero que la utilización de un blanco y negro contrastado, refuerza el anonimato de estos “no lugares”.

Barañain, Biarritz, Castellón, Noain, Pamplona y París _ 2015

Inkjet sobre papel fotográfico Baritado 21×29,7 cm.